Comprar un portátil no tiene por qué ser un gran gasto

Es común pensar que adquirir un ordenador portátil será un gran gasto de dinero, lo cual hace que muchos se echen para atrás cuando piensan en la idea de comprar un portátil para uso personal, bien sea con fines recreativos, educativos o de trabajo.

En el mercado podemos encontrar portátiles a precios que varían según la marca, el modelo, la antigüedad y el estado del producto. Para saber elegir qué portátil adquirir primero hemos de estar seguros qué es lo que queremos, es decir, a qué fin estará destinado el equipo, ya que esto nos permitirá seleccionar un rango específico de modelos entre los cuales escogeremos el que será nuestro nuevo compañero de labores y/o entretenimiento.

Pero una vez definido que es lo que queremos, o lo que buscamos en nuestro portátil, dentro de dicho rango de modelos podemos encontrar categorías de productos que nos permitirán adquirir lo que buscamos a un costo muy inferior al de un producto  nuevo, en el caso de que por algún motivo no podamos o no deseemos hacer el gasto que implica adquirir un equipo totalmente nuevo.

Una de estas categorías es la de los equipos reacondicionados, los cuales son ofrecidos por muchas tiendas y casas especializadas en equipos de computación. Estos son producto que bien pueden ser de segunda mano (usados), o productos que han sido devueltos o apartados de la oferta regular del establecimiento por presentar algún defecto o desperfecto menor, y a los cuales se les aplica una operación de reacondicionamiento para devolverles un estado de operatividad total.

Al reacondicionar un producto de este tipo, lo que se hace es, por lo general, lo siguiente:

  • Pruebas de hardware para verificar el correcto funcionamiento de todas las partes esenciales del equipo.
  • Reemplazo de piezas defectuosas o deterioradas.
  • Reemplazo de partes rotas o defectuosas como bisagras, pestañas de cierre, etc.
  • Limpieza del disco duro e instalación desde cero de todo el software necesario.
  • Cambio de la batería presente en el equipo por una nueva que garantice un rendimiento óptimo.
  • Limpieza total de todo el equipo tanto por dentro como por fuera, dejándolo lo más cercano a “nuevo” que sea posible.

Comprar portátiles reacondicionados es sin duda una excelente opción a considerar, ya que nos puede permitir adquirir incluso portátiles de alta gama a precios que de ninguna otra manera pudiéramos conseguir, contando con garantía y respaldo por parte de la tienda que realiza el reacondicionamiento.